martes, 27 de septiembre de 2011

Encuentran los restos de una bruja en Italia.



Un grupo de arqueólogos ha descubierto el esqueleto de una mujer que habría fallecido hace unos 800 años. El cuerpo ha sido hallado con siete clavos incrustados en la mandíbula, un castigo que, según han explicado los expertos, se aplicaba a las condenadas por brujería. El esqueleto de la mujer se encontraba sin mortaja ni ataúd, un hecho que señala a la mujer como "condenada".

Los restos estaban enterrados en la región italiana de la Toscana. En el informe los arqueólogos explican que la tortura con clavos también se llevaba a cabo en otras partes del cuerpo y han confirmado que, alrededor de los restos, se han encontrado enterrados numerosos clavos que estarían prendidos a la ropa de la víctima. En este sentido, también se baraja la posibilidad de que los clavos enterrados tuvieran que ver con un ritual para evitar que la fallecida pudiera "resucitar".

Por otra parte, se ha encontrado otro esqueleto de mujer cerca del lugar, en este caso rodeado de 17 dados, número de la mala suerte en Italia. Los arqueólogos consideran que los entierros de estas dos mujeres podrían estar conectados por algún tipo de ritual de exorcismo.


muyinteresante.es